En la primavera de 2017, la Dirección General de Tráfico anunció que iba a repartir por la red viaria bajo su jurisdicción “cámaras detectoras” del cinturón de seguridad en una fase de prueba y concienciación de los conductores en la que se remitieron 331 cartas informativas, según informó en su día Tráfico. El 11 de noviembre de ese mismo año finalizaba la benevolencia y la Dirección General empezó a enviar sanciones a aquellos conductores que fuesen fotografiados circulando sin cinturón de seguridad.

Fuente: www.eleconomista.es  22-05-2019

Ver noticia completa